Si tus desplazamientos habituales los realizas en coche hay una serie de gestos que pueden hacer que el impacto ambiental sea menor:

  • Antes de comprar un coche debes fijarte en el consumo de carburante por cada kilómetro recorrido, una buena idea es elegir vehículos eléctricos o híbridos que conllevan una menor contaminación atmosférica y acústica.
  • Revisa el coche, si la presión de las ruedas es excesivamente baja el consumo de combustible aumenta. Comprueba que los filtros del coche están en correcto estado. 
  • Compartir coche. Es una buena forma de reducir los vehículos que circulan por la ciudad y te permitirá ahorrar dinero.
  • La primera marcha solo se debe utilizar para iniciar a moverse y se debe cambiar a segunda tras dos segundos aproximadamente.
  • Mantener una velocidad constante, evitar acelerones y deceleraciones bruscas. 
  • Si necesitas parar durante más de un minuto es mejor que apagues el motor.
  • Siempre que puedas transporta la carga en el maletero, llevar la carga sobre el coche aumenta la resistencia y hace que  el consumo sea mayor. Cuando no utilices la baca del coche es mejor quitarla.
  • Evita excesos en el uso de la calefacción y aire acondicionado en el coche.
  • Evita la contaminación acústica. En la ciudad solo se puede utilizar el claxon para evitar un accidente. 

Al circular en coche debes procurar crear un buen ambiente con resto de usuarios de la vía, peatones, ciclistas y autobuses.

Respeta a los peatones

  • Los peatones tienen prioridad de paso en los pasos de peatones sobre los vehículos, al acercarte a un paso de cebra disminuye la velocidad para evitar frenar bruscamente ante la aparición inesperada de peatones.
  • No aparque ni pares en zonas de paso de peatones o en aceras rebajadas destinadas a personas con movilidad reducida.
  • Extrema la precaución en las zonas cercanas a centros escolares, parques, etc. 

Respeta al ciclista

  • Los ciclistas tienen el mismo derecho que tú a utilizar la vía. Ten en cuenta que ellos son más vulnerables en los accidentes por lo que debes evitar en todo momento las conductas que les pueden poner en peligro.
  • Cuando estaciones tu coche al lado de una vía debes mirar antes de abrir las puestas para asegurarte que no pones en peligro el paso de ciclistas.
  • Los ciclistas tienen prioridad de paso cuando circulan por un carril-bici. En estas zonas está prohibido parar o estacionar. 
  • Circula a velocidad moderada cuando te acerques a un ciclista y deja una distancia suficiente entre el ciclista y el coche. Cuando realices un adelantamiento debes dejar una distancia de 1,5 metros entre ambos.

Respeta el transporte público

  • Facilita a incorporación de los autobuses que han parado para recoger a viajeros. 
  • No estaciones tu coche en las zonas reservadas para la subida de viajeros.